Mostrando entradas con la etiqueta Problemas que pueden presentar los hijos. Mostrar todas las entradas
Mostrando entradas con la etiqueta Problemas que pueden presentar los hijos. Mostrar todas las entradas
Carmen Salas
Todo tiene solución. Adopta las medidas adecuadas



MUY IMPORTANTE PAPÁS...
¿POR QUÉ TUS HIJOS HACEN LO QUE HACEN?

■ Te contestaré con 6 razones:

1.- PORQUE TU LOS DEJAS.

Hacen lo que hacen porque tú se los permites, los hijos se convierten en lo que son, porque sus padres lo permiten, así de sencillo. Si tu hijo está haciendo un desastre de su vida, esta respuesta no te va a gustar, tu vendrás a mí y me darás un millón de excusas, le vas a echar la culpa a la música que escucha, a las películas que ve, a los libros que lee (si es que lee), a la violencia que transmite la Televisión, al sistema educativo, o a la presión que ejerce la sociedad (o sus amigos), créeme, lo he escuchado miles de veces así es que has a un lado la indignación y piensa en esta verdad: Tus hijos son producto de tu paternidad (de tu manera de educarlo).

2.- NO HAY CONSECUENCIAS DEL MAL COMPORTAMIENTO.

Los padres dejan hacer a sus hijos lo que quieran, con muy poca información de lo que es aceptable y lo que no lo es. Si ellos hacen algo mal, no hay consecuencias por el inaceptable comportamiento. Algunas veces decimos: "si haces esto te va a pasar aquello", y si no haces aquello te va a pasar esto", después ellos no hacen lo que tienen que hacer y no pasa nada, no cumplimos la promesa de las consecuencias advertidas. Sabes en que se convierte un padre que no cumple con las consecuencias advertidas?, en un MENTIROSO; y eso justamente aprenden nuestros hijos, a mentir.

3.- TU LES DICES A TUS HJOS QUE SON ESPECIALES.
Quizás no vas a estar de acuerdo conmigo en esto, creéme que a mí también me resultó difícil entenderlo y aceptarlo, pero es una realidad. Si tu eres de los que actualmente cree que su pequeño ángel es especial, lamento decirte que no lo es; si tu le dices a tus hjos que son especiales muy constantemente, los perjudicas más que ayudarlos, Tu hijo es especial para ti y solo para ti, no lo es para nadie más. Tu hijo nació con todo tu amor y verlo crecer es toda una maravilla, sin embargo cuando crece y cruza tu puerta para ir a la escuela, él, solo es un niño más en la lista de la escuela, y no hay nada de especial acerca de él. En el mundo real, tu hija no es una princesa, ni tu hijo un príncipe, solo es un niño mas. Los hijos deben entender y aprender a crecer sabiendo que al instante que dejen tus amorosos brazos y entren al mundo real, nadie los amará por la única razón de que ellos existen, como lo haces tú.

4.- TU HACES QUE TUS HIJOS SEAN LA COSA MAS IMPORTANTE EN TU VIDA.

Ellos no lo son. Yo se que tu piensas que lo son pero no es así; cuando tu dejas a tus hijos pensar que son la persona más importante en tu vida, ellos aprenden a manipularte y tu terminarás haciendo lo que ellos digan. Tus hijos son importantes, no me mal entiendas, tus hijos deberían ser amados incondicionalmente; pero los padres que ponen por encima de todo, la felicidad de sus hijos y sacrifican su propia vida y algunas veces su matrimonio también, entonces cuando acabe la labor como padre, tus hijos crecerán y te dejarán, e irán en busca de su propia felicidad y tu te quedarás únicamente con tu esposo (a). Si todo tu tiempo y energía lo gastas únicamente en tus hijos, cuando ellos se vayan tu no tendrás la certeza de que tu compañero(a) estará contigo; esa es una de las razones porque hay divorcios luego de que los hijos se van, pues la única cosa en común que tenían eran los hijos, y nunca trataron de alimentar el amor marital como lazo de unión que no fueran los hijos. Esto mismo pasa con las madres y padres solteros, ellos gastan tiempo y energía en sus hijos, sacrifican su propia vida, pensando que lo mejor es servir a sus hijos y poner su vida "en espera" mientras los ayudan a madurar, pero después los hijos se van y ellos se quedan solos sin compañero(a) con quien envejecer juntos, por lo general terminan tratando y viendo a su hijo de 50 como si fuera de 4 años.

5.- FALLAMOS AL ENSEÑARLES LA DIFERENCIA ENTRE DERECHOS Y PRIVILEGIOS.

Los hijos tienen entre otros los siguientes derechos: a la vida, a jugar, a la libertad de opinar, a una familia, a la protección contra el trato negligente, a la alimentación, etc. Los privilegios son concesiones ganadas por una acción determinada; a nuestros hijos les compramos cosas, lo más actual en videojuegos, por ejemplo, o ropa o zapatos de marca, o una mascota, e incluso los llevamos al cine o de vacaciones, les compramos móviles, etc, etc. y todo gratis, a cambio de nada, hoy te digo que aunque te sobre el dinero para complacer a tu hijo, tienes que enseñarle a ganárselo; él tiene que saber que las cosas que le gustan cuestan y hay que pagar un precio por ellas, incluso estas cosas te ayudarán en la negociación de actitudes y comportamientos.

6.- TRABAJAS EN LA AUTOESTIMA DE TU HIJO.
La palabra autoestima es una palabra compuesta de auto: uno mismo, y estima: amor, o sea, amarse a uno mismo. Tu no le puedes proporcionar una valoración positiva de él mismo, confundimos el animarlos y apoyarlos con aumentar su autoestima y cambiamos la regla de "si tiene alta autoestima tendra exito en todo", pero en realidad es al revés "si tiene éxito en todo, aumentará su autoestima". Así que si quieres que tengan autoestima alta, enséñale a alcanzar sus éxitos.
Espero que estos cosejos te ayuden a entender el por qué a veces le pedimos peras al olmo, si en realidad cosechamos lo que sembramos.


Carmen Salas
Anteriormente, os he dejado algunas pautas para tratar de evitar las peleas entre niños. Hoy quiero compartir con vosotros un documento más extenso, más elaborado y que nos brinda una inestimable y completa ayuda para comprender a fondo el problema y atajarlo utilizando una información muy valiosa que vuestros hijos seguro agradecerán. Y vosotros disfrutaréis de ellos como siempre deseasteis.
Este documento es tan válido para padres como para profesores.
Es un extracto del libro de Elizabeth Crary, que nos invita a solucionar los conflictos con inteligencia emocional.


Pincha en la imagen para leerlo.
Carmen Salas
Son folletos de ayuda a padres y madres.En ellos encontraréis una amplia gama de situaciones que se os pueden dar con vuestros hijos y la manera de abordarlas para resolverlas correctamente. Al pinchar en la imagen entraréis directamente a la web Familia y cole, donde se encuentra todo el material necesario para saber actuar en casos como ¿Qué hacer si mi hijo desodebece? Pautas para prevenir la agresividad infantil, Técnicas de relajación, Estimulación del lenguaje, La tartamudez, Celos y rivalidad entre hermanos, pesadillas y terrores nocturnos...etc.

Es una buena y completa guía que siempre podréis tener a mano y consultar.Pincha la imagen y accederás.


Os deseo buena práctica.


Carmen Salas
El TDA-H (Trastorno de Déficit de Atención e Hiperactividad) es el trastorno conductual más comúnmente diagnosticado en la infancia. Ocurre en el 3 a 5 por ciento de los niños en edad escolar. Se desconoce la etiología exacta del TDA-H. Afecta la capacidad de un individuo para regular el nivel de actividad (hiperactividad), inhibir la conducta (impulsividad) y prestar atención a las tareas (falta de atención) de la manera que es apropiada para su nivel de desarrollo. El TDA-H según los expertos, es una discapacidad invisible.


Pinchando en la imagen, encontrarás unos buenos consejos para practicar en familia que da buenísimos resultados . Ponlos en práctica si tienes en casa este problema  porque la situación mejorará y te alegrarás. Y sobre todo, se alegrará tu hij@.
Carmen Salas
En este vídeo, referente a los Celos entre hermanos, encontrarás orientaciones a seguir cuando los hermanos se pegan debido a los celos. Son pautas indicadas por el Pedagogo Jesús Jarque.


                                  
Carmen Salas
CÓMO ORGANIZARSE PARA SALIR A LA HORA POR LAS MAÑANAS

Salir de casa a la hora por las mañanas es una necesidad ineludible para llegar a tiempo al trabajo y al jardín o al colegio, pero mientras más tratamos de apresurar las cosas, más lentas nos resultan. Y esta no es sólo una premisa del tipo “ley de Murphy”, sino que tiene una base psicológica que se apoya en el comprobado hecho de que nadie es capaz de funcionar bien en situaciones de demasiado estrés. Es más; mucha gente tiende a actuar más lento de lo normal como un mecanismo de defensa, para rehuir el encuentro con el problema.


Por eso, al decirle a los niños “apúrate” o “vamos a llegar tarde”, sólo se logra el efecto contrario y, al parecer, el único método efectivo para hacer que todo marche como queremos, es procurar un ambiente tranquilo por las mañanas.
Comenzar cada día con prisa, nerviosismo, regaños y malos ratos, a la larga se transforma en un negativo desgaste de energía, tanto para los adultos como para los niños. Si todas las mañanas son un caos, lo primero es replantear la situación, conscientes de que queremos empezar cada día de nuestras vidas de una manera más alegre y tranquila. Entonces, el paso siguiente es ver en qué estamos fallando y cómo podemos optimizar nuestro tiempo para que nos alcance.
Al poner el plan en acción, debemos estar conscientes de nuestras posibilidades: si una hora no es suficiente para levantar a los niños, darles desayuno y arreglarnos nosotros mismos, está claro que es necesario levantarse más temprano, lo que implica un pequeño esfuerzo para cambiar los hábitos familiares.
Acomode sus horarios
Es necesario que los niños se vayan a dormir una media hora mas temprano, para que así puedan levantarse antes y sin dramas por la mañana. Para los niños es fundamental dormir bien y despertar tranquilamente, ya que necesitan un poco más de tiempo que los adultos para pasar del estado de sueño al de vigilia. Despertar de un sobresalto los predispone a estar desganados e irritables durante el día.
Al levantarse más temprano, no sólo se gana más tiempo para hacer las cosas, sino que también tranquilidad y armonía, que finalmente se traduce en una mejor relación familiar y un mejor desempeño en las actividades diarias.
Organice las rutinas
Los niños necesitan que sus rutinas sean organizadas por los adultos, por eso, hay que establecerles un orden de la rutina que deben realizar por las mañanas, en lo posible, asignando tiempos, por ejemplo, primero ir al baño, tomar una breve ducha, vestirse, peinarse y tomar el desayuno. Así el niño tendrá una pauta a seguir.
Ponga también en práctica ese sabio y antiguo refrán que dice “no dejes para mañana lo que puedes hacer hoy”: Además de dejar preparada la ropa y las mochilas, puede hacer que los niños se bañen por la noche, dejar las colaciones listas en el refrigerador y la mesa puesta para el desayuno.
A prueba de perezosos
Hay niños que se hacen los perezosos por las mañanas y se quedan remoloneando en la cama, esperando que los padres vayan una y otra vez a despertarlos y ayudarlos a vestirse. Si su hijo ha dormido lo suficiente, puede comenzar a descartar que el problema sea falta de sueño, ya que lo más probable es que lo haga para llamar la atención.
Estos casos son frecuentes, especialmente en las familias que los padres tienen poco tiempo durante la semana para compartir con los hijos, pero la solución es más simple de los que parece, y se trata de buscar otras instancias para hacer actividades con los niños y brindarle la atención que ellos necesitan en los momentos apropiados.
La estrategia de la alegría
Por sobre todas las cosas, trate de mantener una actitud entusiasta y positiva por las mañanas, para que sus hijos se contagien con esta energía. Si se levanta desanimado, sus hijos seguirán este ejemplo.
También es importante que los esfuerzos de los niños por estar listos a tiempo en la mañana sean compensados. Felicítelos cuando lo logren y en ocasiones, prémielos, por ejemplo, con un rico desayuno en cama el fin de semana.
Recuerde que una actitud positiva puede más que mil regaños.
Fuente: Paulina Barros, educadora de párvulos; Karen Moënne, psicóloga; Paula Pastor, psicopedagoga, profesionales del equipo de expertos de PadresOK


Carmen Salas
Orientaciones para las familias. Son folletos de ayuda para padres y madres. Los podéis descargar para leer más tarde o leerlo online. Han sido elaborados por Jesús Parque García y los he encontrado en la web del mismo nombre. Cada folleto trata sobre una problemática diferente que los padres se pueden encontrar en alguna etapa de la vida de sus hijos.


Si te preparas para educar a tus hijos, ellos te lo agradecerán y todos viviréis mejor.