Carmen Salas
A veces, es necesario establecer un plan para modificar la conducta agresiva de un niño. Pinchando en la imagen encontraréis unas pautas sencillas que podéis poner en práctica. Y funcionan. A veces a medio plazo, pero en muchísimas ocasiones, las mejoras son a corto plazo.


¿Os animáis a ponerlas en práctica? La recompensa será grata si lo hacéis.